Apunte: acto rético

Si el significado de las palabras sólo puede ser preguntado en el contexto de una oración y esta oración deriva sus condiciones de verdad de la proposición expresada, entonces la acción realizada es irrelevante para el contenido literal (de hecho, existe el “contenido literal”). Entonces, quien estudia el lenguaje natural tendrá que ver como lo que hay detrás de aquella proferencia en realidad es una oración… y mientras más se asemeje o explicite la oración tipo, más perfecta. Básicamente una forma de platonismo.

Sin embargo, si la unidad de análisis es el acto de habla y no una oración tipo, el acto de proferir una proposición mediante una oración es nombrado como acto rético (misma raíz que ‘retórico’). Sin embargo, el acto rético está constituido por femas, palabras constitutivas que poseen algún grado de sentido y significado. Estas palabras a su vez son ruidos que pertenecen o están como a un cierto vocabulario en una cierta construcción. La utilización de ruidos según reglas de uso gramaticales constituyen las palabras. Así, esto vendría siendo una forma de aristotelismo, o más bonito: hilemorfismo.

Para poder sintetizar la idea tuve que hacer un dibujo. Las cosas con dibujos siempre son más amenas de leer.

NuevoDocumento 22_1
Acto rético. “Circunstancias de emisión de una proferencia del grupo A”. How to do things with words, p. 92

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *