Poema 103 de Gendun Chopel

Este poema es de los pocos escritos originalmente en inglés por uno de los pensadores más interesantes que he leído, Gendun Chopel. La traducción es mía.

  • 103

Mis pies vagan bajo estrellas extranjeras,

Mi tierra natal,—el camino está lejos y a lo largo.

Mas, la misma luz de Venus y Marte

Cae en el pequeño valle verde de Repkong.

 

Repkong,—Te dejé y mi corazón detrás,

Mis polvorientos juegos de la niñez, —en el lejano Tíbet.

Karma, aquel incansable semental hecho de viento,

Lanzándome; ¿a dónde me hará aterrizar a pesar de todo?

 

Como nube otoñal floto, pronto, ahí y pronto aquí,

Desconozco lo que las lunas fugaces podrán traer.

Aquí en esta tierra de rosas, hermosa Cachemira,

Mis años me encierran como un anillo,

El destino se sienta severamente en el duro telar de Moira

E irrevocablemente teje su patrón enredado

Los vientos soplan alrededor de la tumba de mi padre,

Mas, sueño de aquellas calmas vísperas de verano

Cuando—chiquillo—escuchaba la voz de mi madre,

Cuyas historias hacían regocijarse a mi juvenil corazón.

 

Tan lejano, tan lejano que yo no puedo ver aquellas tumbas,

¡Ah, amigo! Estos dolores por separaciones están adoloridos

Mi corazón está lanzado a las olas oceánicas

¿Cuándo podré por fin alcanzar una costa pacífica?

 

He bebido del sagrado Ganges de su purpúrea oleada,

Me he sentado bajo el sagrado árbol Bodi,

Cuyas hojas lavan al espíritu agotado del viajero.

Sagrada tierra del Indo, os honro,

Pero ¡oh!, aquel pequeño valle de Repkong,

El arroyo selvático que fluye a lo largo de ese valle.


Fechado: Maha-Bodhi (agosto 1941): 294-295

Extraído de In the Forest Faded Wisdom: 104 poems by Gendun Chopel, Bilingual Edition editado por Donald S. Lopez Jr.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *